La puerta del Arco Iris

La Puerta de Acceso a la Nueva Vida

TURMALINA NEGRA -LA PIEDRA DE LA VERDAD-, EL SÍMBOLO DE LA UNIDAD EN LA DIVERSIDAD, Y LA SINCRONICIDAD

El pasado 20 de este mes, Igneón y yo celebrábamos con aplausos la vuelta del agua corriente a nuestro hogar. Habíamos estado ¡cinco días! sin ese preciado elemento. Como aquí es invierno y estamos muy cerca de la Antártida, se suelen helar las cañerías, así que creíamos que era por eso por lo que no contábamos
con agua en casa e Igneón estaba intentando solucionarlo por los medios habituales conocidos, pero al ver que no se solucionaba, ya empezamos a sospechar que había algo más que teníamos que ver.



Una de las hermanas de Ignéon es bastante sensitiva y acababa de volver de la zona de Córdoba (Argentina). Había estado en el Cerro Uritorco, cerro sagrado. A esa zona pertenecen los Comenchingones, que ya me han venido rondando desde antes de mi venida a España.



Trajo una piedra, una turmalina negra, que sintió que quería venirse con ella a Bariloche, pues la ‘llamo’ y ella escuchó esa llamada, se dejó llevar sin preguntarse para qué.



Cuando Igneón la comentó lo que estaba sucediendo en nuestro hogar, ella sintió que tenía que traerse la turmalina negra, pues era para él para quien estaba destinada. Sintió que había una persona, una mujer anciana a la que Igneón había cuidado junto con su esposo en un momento dado de su vida, que estaba ‘celosa’ de mí, porque consideraba que yo le había ‘quitado’ a su amigo. Es una mujer muy posesiva, y quería que ‘pagáramos’ un precio por el ‘desaire’ de ya no irla a visitar como antes solía hacerlo Igneón.



Mirando un poco más, la hermana de Igneón vió que nuestra casa estaba metida en una ‘bolsa de plástico con precinto’ y que tanto el agua como la fluidez en la vida que ella representaba, estaban bloqueados. Nos dijo que enterráramos esa piedra, que la ‘sembráramos’ esa misma noche que nos la dio. Nos dijo además que había ‘algo’ al final del terreno en nuestra casa. Yo me puse a ‘mirar’ y si en efecto, vi a la energía de esa señora desdoblada mirando con añoranza nuestra casa y nuestro amor, pensando, ‘me las vais a pagar’.



Igneón y yo, en colaboración santa, enterramos esa piedra, diciéndole ‘haz lo que sabes que tienes que hacer’ (así nos lo había solicitado su hermana). Parece ser que esa piedra portaba una conciencia muy poderosa, como en efecto pudimos comprobar por los efectos inmediatos que tuvo para que el agua volviera y con
ella la fluidez de la vida.



Buscamos en internet lo que significaba la turmalina negra y decía que era ‘la piedra de la Verdad. El mejor escudo de defensa contra las energías negativas. Que nos aclaraba las cosas con el correr de los días (a nosotros nos lo aclaró en una noche). Ideal contra los celos, ¡guau! Aporta la claridad y la capacidad para
comprender la realidad, permitiendo descubrir la verdadera cara de las personas y acontecimientos de la vida. Destructora de las ilusiones del ego’.



Estábamos fascinados con la sincronicidad que había sucedido. La hermana de Igneón, dejándose llevar por su sentir, había traído una turmalina negra desde Córdoba sin saber para qué o para quien sería. Al llegar su hermano a contarle lo que nos pasaba, sintió que era para él y esa piedra en efecto nos ayudó, porque le
hizo a Igneón posicionarse del todo en la Verdad de quien es, ya que algunas veces, se ve ‘tironeado’ por los condicionamientos sociales, al hacer ciertas cosas para ‘quedar bien’ ante los amigos que ya pertenecen al pasado de su vida, porque no vibran con lo que él ahora es. Ahí es donde pudieron ‘enganchar’ los celos de esta señora, con una fuerte energía de posesión.



Yo sentí que el ser poderoso que habitaba la piedra venía a hablarnos. Le ví como a un joven indígena comenchingón. Se sentó, acariciando la piedra y nos dijo así…



Hermano Comechingón: La sincronicidad es el arte de escuchar el corazón y de dejarse llevar por aquello que no es de la cabeza, sino por el sentir que hace maravillas.



Igneón es oriundo del Reino Comechingón y ha llegado el tiempo de reconectar con esos orígenes. Esta roca que ahora está bajo la tutela de su conciencia, simboliza ese reencuentro.



La turmalina negra amalgama muchísimos minerales que dan pie a una diversidad de turmalinas que tienen todos los colores del Arco Iris y aún más. Esa diversidad da una unidad y es el símbolo de la unidad en la diversidad.



Se trata básicamente de la sal de la tierra, asociada a los cuarzos y el sílice, que brinda la sabiduría ancestral de la Tierra. Por eso esta roca es autónoma. No hace falta decirle qué tiene que hacer. Yo soy su guía y sé qué hacer. La sabiduría que porto, plasmada en esa roca, en la turmalina, es en esencia, la sabiduría de quien escucha su corazón.



Nada fuera de la Verdad puede interponerse ante el ser que así opera, que así vive, que así tiene sus días actuales y por venir (en ese momento Igneón se emocionó muchísimo).



Igneón ha sembrado la roca de la Verdad, para que pudiera ser utilizada por aquellos corazones despiertos que claman la Verdad, que ven lo que existe, lo real, y que rechazan la ilusión, la apariencia y la no Verdad.



Estamos en el tiempo de la Aurora, en el tiempo de comenzar a ver con la Luz de la Verdad. El Reino Mineral al que pertenezco, ha sido un reino absolutamente desconocido para la Conciencia Humana. En su programación, le fue inducido ver a las rocas como algo inanimado para separarlo del contacto con lo verdadero.



Las rocas somos el testigo de la Verdad y particularmente la turmalina negra, que no permite pasar una sola ilusión, una sola no verdad, idea, persona, objeto y situación fuera de la Verdad.



Es la alerta y la alarma. Está llegando el momento, en esta Aurora de vuelta a la Verdad, para que la Conciencia Humana despierta, retorne a la Sabiduría de las Rocas.



Somos seres más que bondadosos, más sabios que cualquier otra conciencia, sabios porque guardamos la memoria de la Verdad, la memoria de la historia de la Creación.



Cualquiera de nosotras podría responder lo que ningún científico encumbrado de ustedes podría. Solo hay que sintonizar con nuestra conciencia y ahí estamos, listas para expresar lo que tenemos para decir.



Una parte de mí está ahora en el corazón de Igneón, donde ha estado siempre, pero él no lo recordaba y es tan fuerte su atracción gravitacional que hasta ha hecho que físicamente llegara yo a su órbita (Igneón es un solecito).



Ahora está muy bien plantada no solo en su corazón, sino también donde vive, junto a ti Princesa, y es para mí un verdadero honor, de ahora en adelante, manifestar en conciencia la protección del lugar y la asociación en conciencia con este ser (Igneón) que nos ha dado a la turmalina negra, la posibilidad de recordarle a la Conciencia Humana, la Verdad que Uno Es.



Rowina: Muchas gracias hermana turmalina y hermano Comechingón. En verdad nos habéis traído una gran enseñanza y veo que algo le ha pasado a Igneón por dentro, pues está conmocionado…



(Igneón siguió llorando a mares. La Madre Divina vino y se sentó a su lado muy amorosamente, poniendo la cabeza de Igneón en su corazón mientras le decía…).



Madre Divina: Escucha el Canto Materno, escucha la vuelta al hogar, escucha tu verdad que es única. La Verdad te busca porque tú eres Verdad y como ves, encuentra los mejores medios para llegar a ti.



Nunca más te apartes de tu verdad ni te asocies a la verdad que otros quieren ver en ti. Tu verdad es tuya y no es modificable. Muchos te buscan, te codician, no saben por qué, se encelan porque tu corazón no les pertenece, pero tampoco quieren asociarse a la Verdad que tú eres, solo quieren posesionarse de tu calor, de tu luz y de tu vida.



Ha sido una clara señal, cuando no se está en la Verdad de lo que uno es, se puede ser dañado por energías malsanas. Cuando uno, orgulloso de lo que es, se planta en su Verdad, triunfante, eso genera un escudo protector invencible, que repele todos los ataques.



La turmalina negra solo os recuerda esta gran verdad. Mis mensajes están en todos lados, para quienes los quieren escuchar, no hace falta tener una turmalina negra en casa, para hacer prevalecer el escudo de la Verdad, pero sí sirve como recordatorio de esa verdad porque vosotros habéis perdido la memoria de quienes
sois en realidad, y mis ángeles, que están en todo tipo de conciencias, os lo recuerdan constantemente.



Igneón, mi Canto Materno te está llamando de vuelta a la Verdad que tú eres. Hazla prevalecer por encima de todo. No te vuelvas a someter a las apariencias y condicionamientos sociales y a querer ‘quedar bien’. Quedar bien se puede solo desde un corazón genuino y contento que hace lo que le fluye en cada momento,
sugerido por mi sabia guía, sin un plan previo.



Aprende la lección y procura que no se te vuelva a olvidar ya más quien tu eres y tu verdadero papel en esta bella sinfonía que está a punto, escucha bien, a punto de comenzar.



Rowina: Querida Madre Divina, clarísimo mensaje. Yo le he ayudado mucho a Igneón a hacer en CADA MOMENTO lo que le dicte su corazón, porque es lo más apropiado para todos, aunque al principio no se vea así. Yo he conseguido sobreponerme a los condicionamientos sociales y hago lo que me dicta mi sentir siempre, pero sé que al principio 'entrenarse' en esto, no es fácil.



Siento que este mensaje que le has dado a Igneón, le va a servir a mucha gente, que aún se siente ‘tironeada’ a hacer lo que muchas veces no le apetece, ni siente, solo por no ‘quedar mal’ ante otros. Es un claro llamado a ser siempre la Verdad que uno es, y desde ahí, actuar en consecuencia.



Gracias por esta clara señal, sé muy bien que a Igneón nunca más se le va a olvidar.



Como la vida es muy sabia, justo al día siguiente de todo esto, Igneón se encontró en el bus con esa ‘dulce’ anciana y su esposo. Pasaron sin saludarle, airados. Igneón lo aceptó plenamente, sin sentirse mal por ello. Era una clara muestra de que habíamos deshecho el ‘maleficio’ y de que él estaba inmunizado a la hora de seguir lo que quieren otras personas, que no aceptan el presente que se vive, y quieren que esa persona que conocieron ‘siga bailando al son que ellos quieren que baile’. ¡Bien, por Igneón! Y, ¡bien, por los que consiguen vivir desde su verdad y no desde la verdad de otros!



Visitas: 897

Etiquetas: negra, piedra, turmalina, verdad

Comentario

¡Tienes que ser miembro de La puerta del Arco Iris para agregar comentarios!

Participar en La puerta del Arco Iris

Comentario de Luz Elena Pabón Agudelo el julio 30, 2010 a las 8:28pm
En realidad hasta hace unos meses era totalmente inconsciente acerca del sentir y de la verdad de los minerales, porque erroneamente eso fue lo que me enseñaron.

Afortunadamente ya se esta despertando consciencia y se esta divulgando que todo ser que habita en el planeta Tierra tiene vida, tiene consciencia, tiene sentir, somos uno somos amor.

Me alegre muchisimo saber que Igneón y Rowina ya están recuperados de ese ataque de energías negativas y que salieron muy bien librados y todo se normalizo. Doy gracias a la Madre Divina que guió a la hermana de Igneón y les entrego esta maravillosa piedra.

Gracias también al joven Comechingon y a la turmalina negra por haber mostrado la verdad.

"La verdad os hará libres".

También me siento muy feliz por Igneón, por el mensaje tan bello de la Madre Divina para él y que a su vez es extensible a todos; un mensaje muy tierno y amoroso.!!Que belleza!!
Comentario de Luis Enrique Peñaranda infazón el julio 26, 2010 a las 4:50pm
Queridos hermanos me indentifiqué mucho con las palabras del jovén Indio Comechingon, muchas gracias por este mensaje tan maravilloso.

Gracias a Rowina e Igneón por este apoyo tan maravilloso.

Gracias a la Madre Divina por sus palabras.

Gracias, gracia, gracias
Comentario de Claudio el julio 24, 2010 a las 12:07pm
Que bien, turmalina negra. Yo tengo una y leí que también sirve para combatir los iones positivos que emiten los aparatos electronicos y las ondas de los celulares, además de las otras cualidades que se han expuesto. Que bien Igneón, pararte bien en tu verdad sin importar lo que digan. Muy bien hecho. gracias por exponer sus vivencias, porque nos ayudan a dar esos pasos de impecabilidad, de separar los actos de los demás con los de uno. Gracias y un abrazo.
Comentario de Eduardo Mostajo Mostajo el julio 23, 2010 a las 11:53pm
Al igual que nuestro hermano Igneon, durante el camino que me ha tocado transitar y a la fecha, experimento en mis relaciones experiencias negativas que muchas veces me quieren alejar de mi verdad que debo sostener. Realmente, a veces es un poco dificil, pero, con la ayuda de la Madre Divina, y la gran Energía y Cariño que existe en la Puerta del Arco Iris, estoy saliendo adelante y como dice la Madre Divina nunca mas te apartes de tu verdad ni te asocies a la verdad que otros quieren ver en ti. Trabajemos para que el nivel de nuestras vibraciones no decaigan en nuestras relaciones cotidianas y escuchemos nuestro canto Materno.
Gracias hermanos Turmalina y Comechingon por sus valiosos mensajes.
Comentario de Matrühe/Sinlin el julio 23, 2010 a las 10:06pm
Si como dice Anki, aprendemos de todas las experiencias de nuestros hermanos. Y vaya querido Solecito esos condicionamientos si que nos persiguen porque estamos rodeados de seres que no ven la verdad.

Que maravilloso mensaje de la turmalina negra del ser tan maravilloso que hay en ella. Y si él tiene mucha razón nos han hecho ver erroneamente que manifestaciones como las piedras no tienen vida y es todo lo contrario son tan poderosos y sabios, este mensaje lo demuestra. Amo los cristales y las piedras, llevo algún tiempo con ellos, tengo en casa y los uso, y hermanos me han aportado cantidad, además de que son hermosos.

Gracias a la Madre Divina por ese mensaje tan claro, y como dice Rowi debemos de vivir desde nuestra verdad y no desde la verdad de otros.

Solecito adelante!!, te amos montones.

© 2014   Creado por Rowina.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio