La puerta del Arco Iris

La Puerta de Acceso a la Nueva Vida

PELÍCULA “PALMERAS EN LA NIEVE”, O COMO LOS HIJOS PUEDEN REDIMIR Y ORDENAR EN EL AMOR LOS ERRORES Y EXCESOS DE LOS PADRES

Imagen relacionada

Querid@s lector@s, siempre amo ver esta película. Todo en ella es belleza y un canto al amor, al amor verdadero, ese que se queda por siempre en la memoria de todos los que lo contemplaron y vivieron.

Tanto la autora de la novela, Luz Gabás, que la escribió para que sus hijos supieran de la vivencia de sus antepasados en la isla de Fernando Poo, como el director, Fernando González Molina han hecho un trabajo exquisito, al escribir, ella, y luego dirigir, él, esta bellísima película que, desde luego, no deja indiferente a nadie que la vea con el corazón.

Hay veces que nuestra vida está inserta en momentos históricos que afectan nuestro devenir y crean situaciones dolorosas que nuestros hijos, si así lo sienten, podrán ordenar en el amor. Eso también ayuda a que ellos no tengan que vivir, desde el alma familiar, las consecuencias de esos errores, pues el amor siempre llama a solventarlos, si no por quienes los tuvieron, si por su descendencia.

Clarence, la hija de Jacobo, el hermano torturado interiormente y generador de mucho dolor en las personas con las que convivía en Guinea Ecuatorial, dice en un momento de la película, cuando interroga a sus mayores para intentar saber qué es lo que paso en aquel país africano: ‘No me gustaría que personas importantes se olvidaran’. Para su padre, esas ‘personas importantes’ no lo eran en absoluto, la hija, aún sin conocerlas, las presiente como importantes, y actúa para volver a incluirlas en su vida, uniendo las familias de España y África, y ordenando en el amor todos los dolores y desencuentros pasados. Lo que ella no sabía es que, con ese gesto, una de esas personas olvidadas se iba a convertir en su amor. Antes de irse a Fernando Poo le dicen a Clarence: ‘Para los bubis no hay nada tan importante como sus antepasados. Intenta no olvidarlo’…y ella no lo olvida.

La película cuenta una historia de amor verdadero, donde el ‘blanco’ no se siente superior a la ‘negra’, sino igual en su corazón, eso le hace verla y tratarla con todo el respeto del mundo, le hace aprender su idioma y su cultura, que daba mucha importancia a sus antepasados, y la pone en el lugar que se merece, sin embargo, las circunstancias históricas entre ambos países, España y África, no les permitieron vivir su amor en libertad y juntos, lo tuvieron que vivir a distancia. No me extrañó cuando supe que esta película fue el inicio de la historia de amor -en la vida real- de los dos protagonistas. ¡Bien por ellos!

Resultado de imagen para peliculas mario casas 2016

(Berta Vázquez y Mario Casas, protagonistas de la historia de amor de Palmeras en la Nieve)

En España tenemos un dicho con las palabras Fernando Poo. Decimos cuando algo está muy lejos: “Eso está en Fernando Poo”, pero pocos sabemos que por los años cincuenta, muchos españoles se fueron a trabajar a esa colonia española, enlazando sus destinos con sus habitantes originales.

Fernando Poo o Bioko, fue una colonia española y luego una provincia española en África. Esto duró hasta el 1968, momento en el que todos los españoles que habían vivido allí casi desde niños, tuvieron que volver a España, que para ellos era del todo desconocida. Algunos, como el padre de los dos hermanos protagonistas, decidieron quedarse allí, pues amaban más la forma de ser de los guineanos que la de los españoles de aquella época. Cuando le llegó la hora de la muerte, murió en su Bioko-Fernando Poo querido. Entonces en la colonia había una vida ‘exuberante’, mientras España vivía una época de encorsetamiento gris.

Luz Gabás, autora de esta novela llevada al cine, hizo, con esta, su primera novela, un recorrido autobiográfico de las vivencias de su propia familia. Varios de sus miembros vivieron en Fernando Poo y lo recordaron en las nieves de Huesca, su Tierra Natal. No siempre eliges quedarte donde has nacido, muchas veces eliges ‘otros aires’, más acordes a la libertad y belleza que te pide tu alma. Es lo que muestra ‘Palmeras en la Nieve’. Muchos españoles que volvieron, preferirían no haberlo hecho, preferirían haberse quedado en esa isla lejana y exótica que les hizo vivir profundas experiencias de amor y que amplió sus horizontes personales.

No os perdáis el tema musical con el que termina la película, es un broche perfecto. También os lo comparto, para disfrutarlo en esta tarde de domingo.

Con cariño para tod@s,

Rowina Wamáni

Palmeras en la nieve, una novela de Luz Gabás (éxito editorial en el 2012)

La autora, Luz Gabás, ha vendido 70.000 ejemplares en los dos meses que lleva en las librerías. Según informa la editorial Temas de Hoy, que ha lanzado ya cinco ediciones, Palmeras en la Nieve retrocede hasta el año 1953 y tiene un importante matiz autobiográfico para la autora, que eligió los escenarios de la montaña de Huesca y Guinea Ecuatorial por ser los que vieron nacer a su familia paterna y los que les vieron llegar para trabajar como capataces en las plantaciones de cacao.

Kilian y Jacobo comparten el trabajo para conseguir el cacao perfecto de la finca Sampaka.

El relato, por tanto, tiene como protagonista a Kilian, quien aquel año abandona la nieve de la montaña oscense para iniciar, junto a su hermano Jacobo, el viaje de ida hacia una tierra desconocida, lejana y exótica: la isla de Fernando Poo. Es en las entrañas de esa isla "exuberante y seductora" en las que le espera su padre, un veterano de la plantación Sampaka, el lugar donde se cultiva y tuesta uno de los mejores cacaos del mundo y donde, además, los hermanos descubren la "ligereza" de la vida social de la colonia en comparación con una España "encorsetada y gris". Allí es también donde Kilian y Jacobo comparten el trabajo para conseguir el cacao perfecto de la finca Sampaka; aprenden las diferencias y similitudes culturales entre coloniales y nativos y conocen el significado de la amistad, la pasión, el amor y el odio.

Uno de ellos cruzará una línea prohibida e invisible y se enamorará perdidamente de una mujer. Su amor por ella, enmarcado en unas complejas circunstancias históricas, y el especial vínculo que se crea entre los colonos y los nativos de la isla, transformará la relación de los hermanos, cambiará el curso de sus vidas y será el origen de un secreto cuyas consecuencias alcanzarán al presente.

Tiempo después, en el año 2003, será Clarence, hija y sobrina de ese par de hermanos quien, llevada por la curiosidad de quien desea conocer sus orígenes, se zambulle en el ruinoso mundo pasado que habitaron Kilian y Jacobo, y descubre los hilos polvorientos de ese secreto que finalmente será desentrañado.

La familia paterna de Luz Gabás es oriunda de Cerler, el pueblo más alto del Pirineo oscense, en el Valle de Benasque. A la isla de Bioko, conocida como Fernando Poo en la época en que Guinea Ecuatorial era colonia española, emigraron sus abuelos, su padre, un primo de su padre y otros vecinos del valle.

En medio de la nieve, su padre les relataba cómo se tostaba el cacao más puro.

La plantación Sampaka había sido fundada en 1890 por un aventurero del valle que amaneció por circunstancias de la vida en Fernando Poo. Muchos otros oriundos de ese valle emigraron a la isla para trabajar en ella.

"Mis hermanas y yo crecimos escuchando cientos de anécdotas de la finca Sampaka, de la isla de Fernando Poo y de su hermosa capital, Santa Isabel, ahora llamada Malabo. Hasta su muerte, cualquier conversación evocaba en mi padre un recuerdo de aquel paraíso verde tan diferente de sus montañas natales", rememora la autora.

En medio de la nieve, su padre les relataba cómo se tostaba el cacao más puro del mundo o cómo se abría un coco con el machete, sin verter el líquido de su interior. De generación en generación su padre también les hablaba sobre las flores de los egombegombes, del plátano frito, del árbol del pan, del mosquito jen-jén, de las ardillas voladoras, de los baleles o bailes de los nativos, de las enormes arañas peludas, del calor, de la música de los tambores o de las relaciones con los africanos.

La intención de Gabás fue, simplemente, poder transmitir a sus hijos una parte de la historia vivida realmente por su abuelo y su bisabuelo, aunque fue el destino "o los espíritus bubis" los que hicieron que la novela haya llegado "a un público más amplio".


Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/1416513/0/novela-palmeras-nieve/exo...

Palmeras en la nieve


Publicado el 6 jun. 2016

El descubrimiento accidental de una carta olvidada durante años empuja a Clarence a viajar desde las montañas de Huesca a Bioko, para visitar la tierra en la que su padre Jacobo y su tío Kilian pasaron la mayor parte de su juventud, la isla de Fernando Poo. En las entrañas de un territorio tan exuberante y seductor como peligroso, Clarence desentierra el secreto de una historia de amor prohibido, enmarcado en turbulentas circunstancias históricas cuyas consecuencias alcanzarán el presente.

https://www.youtube.com/watch?v=3YK0QroiZ_k

Pablo Alborán - Palmeras en la nieve (Letra)


https://www.youtube.com/watch?v=m05c0Lu-GN4

Visitas: 100

Comentario

¡Tienes que ser miembro de La puerta del Arco Iris para agregar comentarios!

Participar en La puerta del Arco Iris

© 2017   Creado por Rowina.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio