La puerta del Arco Iris

La Puerta de Acceso a la Nueva Vida

LOS ARCÁNGELES MIKAEL Y RAPHAEL, LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA

 

 

Igneón: Hola, bienvenidos. En estos dos últimos días he sido testigo de las revelaciones que las arcangelinas y ustedes, sus complementos, han hecho a la conciencia humana despierta.

 

Siento que en esta ocasión quieren expresarse acerca de la combinación de la energía de la Verdad/Amor con la de la Sanación de las sensaciones, como herramientas potentísimas para la manifestación. Así que, queridos mío, adelante.

 

Mikael: Querido mío, ahora que ya se han revelado ante la conciencia humana los dos pilares esenciales –la unidad Verdad y Amor y el Misterio de la Sanación- que articulan un antes y un después del Camino de los Arcángeles; Raphael y yo, Mikael, queremos dirigirnos a ti, para explayarnos brevemente sobre la capacidad consciente que se adquiere al terminar de transitar con éxito el sector de este Camino que nos corresponde a ambos, a Raphael y a mí.

 

Él y yo somos complementarios; la Verdad/Amor y la Sanación, como cualidades de la Madre Amor, al unirnos y combinarnos, libres de toda mentira y sin heridas, damos lugar a la manifestación. Sin embargo, no me refiero exclusivamente a la materialización.

 

En verdad, la manifestación es una herramienta esencial que todo ser despierto, que se precie de tal, tiene que manejar. Cuando me refiero a la manifestación, lo hago en un modo muy amplio y abarcativo, y no sólo a la materialización concreta en la 3D o dimensiones más sutiles.

 

Manifestar, es expresar, dar a conocer, poner a la vista, descubrir. Pero también, la manifestación involucra la propia expresión o demostración con la sola presencia, dando a conocer el propio
sentir.

 

Con esto quiero decir que ha de darse primero la manifestación de quien se es en verdad, y no de lo que se muestra en una sociedad donde muy pocos, se atreven a ser quienes son.

 

Manifestarse así es expresar la propia dignidad, es aceptarse como quien se es, dándose a conocer sin adornos ni mentiras. El propio sentir es el que habla por el ser, es el que sencillamente se presenta en cada acto, gesto, palabra y acción concreta, incluida la materialización.

 

Sucede que la materialización no es otra cosa que una forma de expresarse a sí mismo, una forma de manifestarse. Porque desde ese sentir profundo que se avala a sí mismo, el ser puede abrirse a la concurrencia de los seres como nosotros, los Arcángeles, trayendo la energía de Verdad/Amor y de Sanación, que pone al ser en primer lugar, avalando sus requerimientos con hechos concretos, con materialización.

 

La materialización de recursos concretos, materiales, no es otra cosa que manifestarse a sí mismo en toda su grandeza. Es enfocar la atención en sí mismo y desde allí hacer concurrir lo que apoye a la manifestación del ser. Es muy sencillo, una vez que se comprende primero el concepto.

 

Cuando un ser accede al Camino de los Arcángeles, va transitando una senda por demás estrecha, sin adulaciones ni contemplaciones por la mentira; sencillamente se enfrenta a mi espada de Verdad/Amor, derrotando lo que no es verdad en el ser –aunque se haya sostenido como tal- y dejando que mi espada lo atraviese, aniquilando la falsedad.

 

Inmediatamente, ha de beber de la copa de la Verdad que yo encarno, la Verdad del ser que se reposiciona en su verdadero ser, aceptándose como realmente es. Este paso está suave y exquisitamente guiado por Fe. Ella es quien en definitiva ayuda a ese ser a adquirir discernimiento para seguir el sendero, una cualidad esencial indispensable para transitar la Verdad, aunque se esté encarnado en un mundo de mentiras como es la conciencia humana de la 3D.

 

Esto quiere decir, en síntesis, que aunque las situaciones y circunstancias parecieran ser insalvables o muy dolorosas, hay un sentimiento de Verdad en el interior que da la señal de que lo que se está enfrentando es eso, Verdad, y que por medio del discernimiento se puede ir despejando el camino con más precisión cada vez. Hay que recordar que la práctica hace al maestro.

 

Pero todo esto no es más que una parte del proceso, es la parte que aporta la Verdad/Amor al ser, recordándole su esencia original. Del otro lado, como complemento, está la Sanación, encarnada por Sophia y Raphael. Ambos combinan sus virtudes y cualidades para que ese ser que ha derribado sus mentiras y se ha expuesto a su manifestación verdadera pueda curar sus profundas heridas. Porque, ¿a quién no le duele darse cuenta que ha sostenido consigo mismo la mentira, que solito ha sido abanderado de la mentira en la propia vida? Esas heridas tienen que ser cerradas y sanadas. Quién mejor que Raphael para que hable al respecto.

 

Raphael: ¿Dónde radica la raíz de toda mentira? Qué buena pregunta. Los seres humanos, al estar encarnados en la 3D de la conciencia, la dimensión del olvido, deambulan por la vida una y otra vez, buscando darle un sentido a sus experiencias, tratando de encontrar cómo llenar un vacío que parece insondable.

 

El miedo es el que se hace cargo de esta situación. El miedo, base de toda la mentira, está íntimamente asociado a las percepciones que cada ser tiene. Ante un mismo hecho, nadie responde de idéntica forma porque cada uno lo vive de diferente manera; qué diversidad de sensaciones.

 

Los sentidos son los responsables de brindar al ser un panorama de lo que le rodea, del mundo en el que está inmerso. Esos sentidos brindan sensaciones muy atractivas de cualquier índole. Según el grado de miedo
que se sostiene, será el nivel de mentira que se manifestará en la vida cotidiana mediante las sensaciones.

 

El mundo de las sensaciones no está mal, bien guiadas por la Verdad/Amor, son una herramienta única para vivir la vida en plenitud. El problema radica en que para acallar al miedo, la humanidad prefirió silenciarlo, zambulléndose en las sensaciones descontroladas, desbocadas.

 

Nuestra magnífica Madre Divina nos ha dotado a todos sus hijos de sensaciones para potenciar aún más al ser en la experimentación. La ilusión del miedo, propia de un mundo mental, y la desconfianza en el sentir, porque es aparentemente caótico e imprevisible, contribuyeron a que el ser humano se inventara un mundo de fantasía, un mundo a la carta, para poder sobrevivir en él y no enfrentar la verdad de quien es realmente, un ser regio y magnífico por todos los lados.

 

Afrontarlo es derribar la comodidad, dejar de lado las indicaciones de los demás, la aprobación exterior, entre otras cosas, y dedicarse a conocerse, con el fin de poder manifestarse plenamente para sí mismo. Aquí es donde Mikael y Fe tienen mucho que hacer en conjunto con ese ser. Si hay un compromiso profundo con la Verdad/Amor, entonces hay muchas posibilidades de lograr derribar al miedo –a pesar del miedo- y verse a sí mismo tal y como se es, sin subterfugios, es decir sin excusas. Claro que esto siempre conlleva heridas de distintas magnitudes –según el tamaño de la mentira sostenida- que han de ser sanadas para poder realmente manifestar, para poder sostener la verdad que cada quien es.

 

Aquí es donde mi preciosa Sophia y yo, Raphael, entramos en acción. En primer término vengo yo, con mi alegría ligera, con mi manera tan espontánea de ser, para ayudar al ser a sanarse de esas heridas. Las sensaciones desbocadas son las que más estragos hacen al alma, son las más duras de sanar. Por eso la manera jovial y alegre de ser ayuda a quitarle peso y a ayudarlas a cicatrizar sin dejar rastros.

 

Quiero aclarar que soy un ser dado a las sensaciones, a la sensualidad y la sexualidad; en verdad, todos los seres del mundo angélico lo somos. La diferencia está en que las vivo con exquisitez. Quiero decir que si el ser las vive así, exquisitamente, las vive en su justa medida y entonces es capaz de experimentarlas y de elevarse a altísimas frecuencias, siempre y cuando lo haga guiado por su sentir, es decir que las viva sentidamente, que salga de la mente, donde las sensaciones reinan, y se sumerja con ellas desde el corazón, donde el sentir de la Madre las guía sin problema alguno.

 

La sanación de estas heridas producidas por la toma de conciencia sobre la Verdad/Amor que en realidad el ser está llamado a sostener en sí mismo, es lo que le permite a ese mismo ser manifestar sin medida. Ya no teme sino que vive.

 

Vivir es dejarse guiar por el sentir en toda experimentación, utilizando las herramientas de los sentidos, conducidos por dos cualidades que aportan las dos primeras arcangelinas de este Camino: Discernimiento del Corazón, que te da una profunda Fe en ti mismo ante la vida, y Sabiduría.

 

Mikael ya explicó cuál es la participación de Fe. Permíteme indicar cuál es la participación de Sabiduría.

 

Ella es quien entrega esa cualidad al ser que se permite sanar sus heridas profundas con la Verdad/Amor. Con el discernimiento, que permite sentir que se está en el camino de la verdad, se logra acceder a una cualidad que la complementa, la sabiduría.

 

Es la cualidad que permite replicar experiencias en la vida, pero con la sabiduría de quien ya ha corregido su experimentación sensual, es decir que ya sabe guiarse por su sentir en cada paso, brindándose lo mejor de sí. Quiero decir así, que ese ser se manifiesta por completo, incluso materializando lo que le permite expresarse con plenitud.

 

Al unir Verdad/Amor con Sanación, guiado por Fe (en el camino de la Verdad) y Sabiduría (en el camino de la Sanación), se consigue manifestar por completo al ser, iniciando un proceso de materialización que sorprende por su sencillez y facilidad. Materializar, querido mío, no es más que centrarse en quien se es de verdad y desde allí expresar el propio sentir, entonces, el universo no tiene otra opción que cumplir con eso, porque es la Verdad/Amor, que con discernimiento y sabiduría concretizan para la Vida.

 

Por último, querido mío, tanto Mikael como yo, queremos agradecerte por este servicio exquisito que nos estás brindando, servicio que habla a las claras de que tu don está más que afianzado y plenamente en desarrollo. Abre las alas, precioso, porque ya puedes volar a tu plena manifestación.

 

El testimonio de Rowina

Rowina: Siempre me fascina con qué rapidez se avanza cuando estás verdaderamente comprometido con tu sanación, con tu esclarecimiento interior, más allá del dolor de las heridas que te produce haber concienciado las mentiras que has sostenido como verdad.

 

Hoy, mientras mi amado y exquisito Igneón, como Raphael le ha llamado, recibía esta información de Mikael y de Raphael, -la teoría de cómo funciona la manifestación- yo por otro lado vivía esa teoría en propia persona, corroborando por mi experiencia, lo que estos dos Arcángeles le estaban diciendo a Igneón.

 

En verdad ha sido maravilloso comprobar una vez más la riqueza de la conciencia que se hace fértil, activa, cuando se ha conseguido volver a unificar de nuevo la Verdad y el Amor en uno mismo, como nosotros tres Sinlin, Igneón y yo lo hemos hecho, y es por eso por lo que podemos manifestar lo que deseemos, desde nuestro sentir profundo, desde el don que la Madre Amor nos dio al crearnos.

 

Os animo a toda la Familia a que sigáis trabajando en vuestro interior, para que poco a poco la conciencia vaya ganando a la inconsciencia, la Verdad vaya ganando a la mentira.

 

La recompensa es infinita, y la satisfacción interior que uno siente, inmensa.

 

Visitas: 408

Comentario

¡Tienes que ser miembro de La puerta del Arco Iris para agregar comentarios!

Participar en La puerta del Arco Iris

© 2019   Creado por Rowina.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio