La puerta del Arco Iris

La Puerta de Acceso a la Nueva Vida

LA EXTRAORDINARIA EPIFANÍA DEL ASTRONAUTA EDGAR MITCHELL EN EL ESPACIO.EL UNIVERSO CONECTADO DEL FÍSICO CUÁNTICO NASSIM HARAMEIN Y EL ACTIVISMO CUÁNTICO DE AMIT GOSWAMI

Resultado de imagen para cosmos

Queridos lector@s hoy os traigo TRES verdaderas joyas,de esas que se degustan en tranquilidad, junto a una buena taza de té y mientras se acaricia amorosamente a nuestro gato compañero…

Los tres aportes hablan de lo mismo, de la necesaria reconexión con ese Gran Vacío Cuántico, Espacio Cósmico o Divinidad Universal que está ‘allá afuera’, que vio Edgar Mitchell, cuarenta años atrás, y que le transformó para siempre, y que también está ‘aquí adentro’, en las partículas subatómicas que nos componen, de las que hablan físicos cuánticos, de la talla de Nassim Haramein o Amit Goswami. Porque… lo macro y lo micro se funden y confunden en lindo montón. Nada está en verdad separado, la Totalidad está en la parte y la parte contiene la Totalidad. Es por eso que podemos decir, con toda humildad y contundencia, que somos la Totalidad, cuando estamos en la parte, porque “Me conozco en el Espacio (3D) pero yo vengo del Tiempo” (dimensiones superiores)’ o “Tomo forma, pero soy Vacío Cuántico”.

Es algo en lo que he estado trabajando últimamente, en la apertura a ese Gran Vacío, a ese Gran Misterio que es el útero de nuestra Madre Universal: el Amor Materno que une y reúne a todo en una unidad en la diversidad. Ese Gran Misterio está basado en la Geometría sagrada que está en todo lo creado…naturalmente. Cuando observamos a la Naturaleza, lo vemos, vemos al Amor detrás de las formas…especialmente lo vemos en los animales, árboles, paisajes naturales… y también lo vemos en los bebés humanos.

El paso evolutivo al que estamos invitados, y del que habló Edgar Mitchell y del que también habla Nassim Haramein, conseguiremos concretarlo por amor, por apertura a la física real, que es la física cuántica, la unión armoniosa de ciencia y espiritualidad.

Sé que la Naturaleza está buscando una ‘salida humana’ (un humano o varios, que lo vehiculicen) para concretar su siguiente salto evolutivo, que NECESARIAMENTE ha de abandonar el antiguo marco de referencia de comprensión de la realidad en el que nos hemos estado moviendo desde Copérnico y Newton, para abrazar uno nuevo, que nos amplíe la concepción, comprensión y vivencia de la realidad de la que formamos parte.

Dice Nassim que la transformación en la que estamos, posiblemente es la más grande nunca antes vivida. Pasaremos de una sociedad que no controla la gravedad, a otra que sí controle la gravedad. Este animoso y cercano físico cuántico nos acerca lo abstracto en palabras que podamos llegar a entender.

La sociedad a la que vamos, NO TIENE NADA QUE VER a la sociedad en la que vivimos ahora. En la nueva sociedad, tendremos acceso a la energía del cosmos, de forma libre e ilimitada. Es la llamada Energía Libre (también tiene muchos otros nombres) que da mucho más de sí que lo que en este momento podamos comprender. En la actual sociedad, aunque se conoce la existencia de la misma, se ha retirado de la población llana, para utilizarse solo en pequeñas élites, que desarrollan una tecnología muy avanzada en base a ella, tecnología que no nos comparten, pero que está en nuestro camino de vida conocer y disfrutar…¡afortunadamente!

Cuando, cuarenta años atrás, Edgar observaba extasiado el Universo, alcanzó una hermosa epifanía, que le transformó para siempre. A su vuelta a la Tierra, se entregó en cuerpo y alma e investigar científicamente lo que había experimentado espiritualmente. Se juntó a otros pensadores y llegó a la conclusión de que la única alternativa posible para dar el necesario salto evolutivo que necesitamos ahora dar, es:

Promover un proceso de despertar individual que nos conduzca a una verdadera comprensión de la situación a la que nos enfrentamos, provoque un cambio de conciencia y nos haga responsabilizarnos de todos nuestros actos. Ésta es la única alternativa realmente válida y duradera: lo que Mitchell llama «un proceso de metanoia», que significa «ir más allá de la mente», es decir transformar nuestra forma actual de concebir y comprender la realidad.

Otro Físico Cuántico, Amit Goswami, invita a que seamos activistas cuánticos, a que empecemos a hacer ‘tomas de conciencia’ que nos lleven a responsabilizarnos de nuestros actos y podamos mutar hacia otra forma de ser y estar sobre nuestra Madre Tierra.

Estamos en un momento de realidades superpuestas. Todo está ocurriendo al mismo tiempo, lo ‘bueno’ y lo ‘malo’, porque todas las ‘ideas’ del mundo cuántico, que depositamos allí al pensarlas y sentirlas sostenidamente,  están ahora volcadas en el mundo físico, para que comprobemos si son ‘aceptables o inaceptables’ y conservemos lo que sea aceptable, desechando lo que no lo sea, tal y como hace Madre Naturaleza para ser bioeficiente. Si solo vivimos en la idea, o de puertas adentro las cosas (pensándolas, sin decírselo a nadie), o de forma velada (en la sombra), no sabremos si es algo a conservar o a desechar, eso SOLO lo sabemos cuando lo concretamos, cuando lo pasamos al mundo de la forma. Ahí es cuando sabemos si algo es sostenible o no lo es. Por eso ahora está ocurriendo ‘todo al mismo tiempo’, para que veamos nuestras creaciones en el campo cuántico, puestas en la forma, nos responsabilicemos por ellas, y decidamos qué conservamos de todas ellas, pudiendo comenzar, como sociedad, una Creación nueva, un Campo Cuántico Humano nuevo.

Y ahora, os dejo con Edgar, Nassim y Amit. ¡A disfrutarlos!

Con cariño,

Rowina Wamáni

Milenio 3 - Entrevista al astronauta Edgar Mitchell

Hace cuatro décadas, tras experimentar un cambio de conciencia al contemplar a nuestra Madre Tierra desde la distancia, durante su salida al espacio, Edgar Mitchell –el único doctor en ciencias a quien se reconoce como el sexto astronauta en haber pisado la Luna– entró en profundas reflexiones sobre las características egoístas, depredadoras y biocidas de la existencia humana en este pequeño y hermoso planeta, y sobre los graves problemas globales a los que nos enfrentamos: «Nos encontrábamos sumidos en una crisis cada vez más profunda, cuya magnitud no tenía precedentes y que crecía con tal rapidez que no nos permitiría encontrar una solución», escribía el famoso astronauta.


Se preguntaba ya entonces cómo hemos llegado a una situación tan crítica, cómo puede ser el hombre tan estúpido y miope para arriesgarse a una posible extinción de su especie y qué podemos hacer para remediarlo.

Tras discutir este problema con otros pensadores, le quedó perfectamente claro que sólo tenemos tres alternativas posibles:

No hacer nada, lo que podría conducirnos al colapso de esta civilización planetaria, sobre cuyas ruinas podría comenzar a construirse una nueva civilización. Pero el problema de fondo seguiría latente: la naturaleza de la mente humana, su inconsciencia y abandono a la manipulación.

Detallaremos como, según detallan multitud de evidencias y documentos oficiales, desde hace dos décadas las super-élites y los supra-gobiernos como el norteamericano se preparan para estas eventualidades y otras amenazas de naturaleza cosmo-telúrica.

La creación de un gobierno mundial que nos permita sobrevivir, aunque el control que ejerza sobre los individuos vaya evolucionando desde la falsa democracia hasta la tiranía y les prive de su libertad de elección. Los planes e intentos de forjar un nuevo orden mundial están alcanzando su punto más álgido.

Promover un proceso de despertar individual que nos conduzca a una verdadera comprensión de la situación a la que nos enfrentamos, provoque un cambio de conciencia y nos haga responsabilizarnos de todos nuestros actos. Ésta es la única alternativa realmente válida y duradera: lo que Mitchell llama «un proceso de metanoia», que significa «ir más allá de la mente», es decir transformar nuestra forma actual de concebir y comprender la realidad.

Edgar: al volver a la Tierra, aún en el espacio, después de haber realizado mi trabajo, pude relajarme mirando al espacio… y tuve una epifanía al contemplar esa gran maravilla con toda su belleza. En el antiguo sánscrito lo llamaban Samadhi. Los griegos lo llamaban metanoia. También lo han llamado iluminación. Es un cambio en la mente y en el corazón al contemplar algo que intuyes bello y esencial. Es unión con lo divino, es la experiencia trascendente por la que pasamos los seres humanos, al menos, una vez en nuestra vida.

Epifanía: el encuentro con lo sagrado que te transforma PARA SIEMPRE.

Todos los astronautas tuvieron, a su vuelta, una búsqueda de la trascendencia. Ya no eran las mismas personas, buscaban la luz.

Impulso un instituto de ciencias de vanguardia. Sintió en un instante irrepetible que todo tenía una profunda inteligencia. ¿Por qué sentí aquello? ¿Es lo máximo que se puede sentir?

https://www.youtube.com/watch?v=Shov6KouNZQ

 

Física Cuántica aplicada a la vida y a la espiritualidad, entrevista a Amit Goswami


https://www.youtube.com/watch?v=p5LrV2YH6ow

 

EL UNIVERSO CONECTADO NASSIM HARAMEIN


https://www.youtube.com/watch?v=6CfPMv_7ew0

 

Ciencia y Consciencia - NASSIM HARAMEIN


https://www.youtube.com/watch?v=1hAUTSUU3xo

 

NASSIM HARAMEIN, Turno de Preguntas (Final) - Cognos 2010

 

https://www.youtube.com/watch?v=Py6YmPcFLCE

 

 

Visitas: 93

Comentario

¡Tienes que ser miembro de La puerta del Arco Iris para agregar comentarios!

Participar en La puerta del Arco Iris

Comentario de Mirta Alicia el junio 16, 2017 a las 11:56pm

.. mil gracias  por el aporte ,  solo  la cuantica nos hace  ver  y entender la realidad de los tiempos ,  y cumplase lo que  expresa   Amit Goswami, que nos  invita a que seamos activistas cuánticos .- SEGURO QUE SI ... Cumplir  cumplir .. gracias.......

Comentario de Luz Marina el junio 6, 2017 a las 10:48pm

Mil gracias

© 2017   Creado por Rowina.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio