La puerta del Arco Iris

La Puerta de Acceso a la Nueva Vida

EL ARCÁNGEL RAFAEL Y LA PRINCESA ROWINA DE TELOS

Esta es para mí la más bella historia por mí vivida, dentro del Camino de los Arcángeles, que yo misma tuve que transitar hace ahora aproximadamente un año, cuando se estaba conformando la Comunidad del Amor Viviente que regento, junto a mi amada Alma Gemela, el Príncipe Andiuk de Telos.
Raphael entró a mi vida hablándome en ‘punto arsa’ como le llamamos en mi Comunidad a su forma andaluza de hablar. Era la primera vez en mi vida que tenía ese contacto tan cercano con los Arcángeles. Hasta ese momento, mi contacto con ellos había sido como el de tantos otros aquí en la 3D.
Cuando salía de viaje, pedía la protección del Arcángel Mikael, o cuando sentía que había energías oscuras alrededor, o algún tipo de peligro. Era el que más tenía en cuenta. Con el resto de los Arcángeles, si bien había oído hablar de ellos, no sentía ninguna afinidad en especial, hasta que apareció él, Raphael.
Fue el tercero que apareció ante mí, después de Mikael y de Gabriel y ya desde la primera palabra que intercambiamos me pareció diferente. Él es, el más humano y cercano de los Arcángeles, alguien con quien uno se encariña fácilmente, alguien a quien no se puede ya olvidar.
Dentro de su verdadera misión hacia nuestra Humanidad está el sanarnos y no se puede sanar lo que no se conoce.
Él se movió por amor, no por la misión que tenía que realizar. Alguien de Telos, muy sabio, una vez me dijo que la Madre Divina hacía que todos nuestros movimientos fueran siempre por amor, pero amor personalizado, amor concreto por alguien, no por amor impersonal.
Él, Raphael, sin pretenderlo, en su trato conmigo, se enamoró de mí y yo de él. Después de nuestra boda en Alianza de Protección (como hicieron el resto de los cuatro arcángeles) para la ciudad santa de Telos, llamada a protagonizar un gran destino en todo este Gran Cambio; decidió, dejándose llevar por su sentir, fresco y maravillosamente entrañable, tomar un cuerpo en la 5D, en Telos, para acompañarme, pues sabía que mi tarea era muy difícil, siendo la Princesa Heredera, pero estando con mi conciencia encarnada en la 3D. Pudiendo proyectarme y estar con los seres que amaba allí, conformando la Comunidad del Amor Viviente con mi experiencia recabada aquí, pero pudiendo compartir escasos momentos con ellos, muy intensos, pero breves, aunque cada vez mi capacidad de mantener mi conciencia allí con mi imagen proyectada, tocable, visible y sentible por ellos era cada vez más prolongada, pues psíquicamente quedaba muy cansada después de cada proyección.
Un día me comunicó que iba a coger un cuerpo propio de la 5D, que había construido una preciosa casita en el bosque para nosotros, y que deseaba casarse en su forma humana conmigo.
Yo me quedé ‘de piedra’, pero mi corazón me dijo sí y, junto a él, he vivido algo tan extraordinario y transformador, que ya jamás podré olvidarlo, formando él ya y para siempre, parte muy querida de mi vida.
En su experiencia humana, en un cuerpo de 5D,era ‘nuevo’ y por tanto, tuvo sus caídas, sus avances y retrocesos. Hizo sus tomas de conciencia, confrontándose con sus dolores. Él hoy, después de haberse retirado de mi conciencia, aunque no de mi corazón, durante un tiempo en el que yo tuve que transitar sola, sin su presencia, ha vuelto a mí, caldeándome el corazón y acompañándome plenamente. Nuestro vínculo es fuerte y sólido.
Me llegué a enterar por qué siempre me había hablado en ‘punto arsa’, es decir, en andaluz. Es su forma especialísima de sanar el corazón herido de las personas con las que entra en contacto.Raphael es el protector queridísimo de la ciudad española andaluza llamada Córdoba. Una amiga cordobesa me lo dijo, para mi asombro, pues yo no lo sabía, cuando la confié que él me el Arcángel Raphael me hablaba ‘raro’, como en andaluz. Luego él me dijo por qué había decidió presentarse al mundo de esa manera, con su peculiar forma de hablar.
Raphael y los cordobeses son iguales en su forma de estar en el mundo. Son gente bondadosa, generosa, muy sensible, con una alegría franca y sana, muy cercanos.
Cuando fui a Córdoba, por primera vez en mi vida, antes de venirme a vivir definitivamente a la Argentina, Rapahel me tomó de la mano y me hizo transitar un especial camino de curación de mi misma. En los tres días que estuve allí cambié para siempre, pues le conocí en mayor profundidad. Esa ciudad es un canto a Raphael. Su presencia, mediante estatuas energéticamente muy potentes, está en varios sitios de la ciudad. Gente conocedora de la verdadera Córdoba, me indicó los lugares por donde tenía que transitar, para entrar en un contacto más profundo con Raphael.
En la Iglesia del Juramento de Raphael, no pude entrar, pero fuera había una pequeña plazoleta donde me senté. En lo alto de aquella iglesia de barrio, estaba una figura muy especial de Raphael, quien me habló de su juramento, de su verdadera misión, desconocida para todos los que hemos sabido de él a través de la Iglesia.
La Iglesia Católica se cuidó muy bien de sacar a Raphael a la luz, pero mermado, sin hacerle justicia.
Hoy, con mi testimonio, se la hago yo. Él es el ser arcangélico más maravilloso que he conocido en mi vida. Tiene a su cargo la capacidad, ganada a pulso, de sanar nuestros dolores más profundos, porque él mismo transitó nuestro camino humano, primero en la 5D, y luego, por amor a su Princesa amada, en la 3D, brevemente ‘alojado’ en un cuerpo de un joven muchacho Cheyenne, llamado Índaro, de una Comunidad en el Norte de América.
Con esa magnífica experiencia, que le transformó por completo, pues tocó de primera mano, de manera personalizada y no con el amor incondicional distante, propio del reino arcangélico y de altas dimensiones, el dolor humano que tenemos en la 3D; se sensibilizó con los más débiles: los niños, los ancianos y los desposeídos, prometiéndose hacer algo al respecto.
Yo siento que todos en la 3D somos de alguna forma desposeídos, pues nuestro estado interior es lamentable, muy lejano del ser radiante que verdaderamente somos.
Raphael ahora ha vuelto para ayudarnos, con una madurez enorme, con un conocimiento profundo, como buen sanador de almas que es, de lo que ha de ser curado y de qué manera.
Dentro del Camino de los Arcángeles, él ayuda a sanar nuestras heridas del alma, nuestras heridas del corazón, quitándole hierro al asunto, con alegría, enseñándonos a pillarnos en los renuncios que nosotros nos hacemos a nosotros mismos y riéndonos de ellos con sana alegría, superando el dolor, con amor hacia nosotros mismos. Hoy, después de que Raphael y Sofía reaparecieran en mi vida y en la de Igneón, nos hemos enfrentado a la Renuncia que hay que hacer de quien uno ha creído que era hasta el momento, para abrazar a quien uno verdaderamente es, dejándose llevar por el río de la vida, por el sentir, viviendo en el hoy, el eterno presente, el espacio sagrado del corazón donde están todas las respuestas, todos los caminos y todas las soluciones.
Raphael: Me siento muy emocionado, por varias razones, la primera es que puedo volver a ustedes con la verdad de qué es realmente lo que yo sano, y eso me muestra en mi verdadera dimensión. No solamente como un Arcángel que sana dolencias físicas, sino que realmente sana desde la profundidad del ser.
Desde esa profundidad, yo también quiero contarles una experiencia magnífica que jamás voy a olvidar, que extraño, como imagino que ella extraña también, y que me ha permitido comprender en profundidad lo que es el Ser Humano, y por eso, como el Arcángel de la Sanación, vengo a contarles lo que les podría parecer, en un principio, una historia de cuentos, una historia de princesas, una historia magnífica, porque realmente ha sido todo eso y mucho más.
Me estoy refiriendo a mi relación con la Princesa Rowina de Telos, al amor que nos une y que nació a partir de la venida de los cuatro arcángeles principales a la Ciudad de Telos, a la Comunidad del Amor Viviente, que ella regenta.
Cada uno de nosotros vino a experimentar la vida humana para poder tener un punto más profundo de unión con la tarea que nos toca a cada uno de nosotros, ahora que la Tierra se encamina hacia la Nueva Vida, con toda su magnífica carga de seres, entre los cuales están ustedes también.
Mi matrimonio, en mi cuerpo humano de 5D, con la Princesa Rowina me transformó notablemente, porque ella, magnífica mujer de 5D, gracias a que había bajado a la 3D para adquirir experiencia humana en la profundidad del sentir, me enseñó a mí a amar humanamente, personalizadamente. Y yo, en distintas etapas de su crecimiento, también le fui aportando la visión desde un sentir muy precioso.
Tengo mucho de niño, de adolescente y de una vida muy bonita, muy cercana a lo que es la vida de la Humanidad.
En mi forma más ligera de ser y como el Arcángel que tiene en España una ciudad totalmente dedicada, Córdoba, pude ir llevando a Rowina de la mano, por una experiencia realmente magnífica.
Yo pensé, originalmente, que le iba a ayudar a ella y finalmente, ella me ayudó a mí, en nuestra Casita del Bosque, en Telos, en esa naturaleza magnífica de la Comunidad del Amor Viviente, con nuestros rituales, que nos llenaban el corazón de dicha, en tantos encuentros donde nos hemos profesado un amor muy profundo; donde hemos vivido las sensaciones desde el sentir profundo, que me ha permitido a mí ir conectando con el sentir profundo de la Humanidad.
A tal punto he llegado a amarla desde lo humano, en esta experiencia magnífica que he compartido con ella, que decidí bajar a la 3D, para acompañarla a ella, en una octava un poco más alta de la que ustedes se encuentran, pero también de 3D, en una Comunidad indígena, en la que me alojó un joven, estando por un período allí, acompañando a toda una serie de hombres sagrados de Telos, que bajaron a la 3D para acompañar a la Princesa en su derrotero. Estuve en una Comunidad Indígena, Cheyenne, de Norteamérica, que está llamada a ser el modelo sagrado comunitario, -que va a salir al conocimiento público un poco más adelante- pudiendo yo allí entrar en contacto con el sentir profundo de la Humanidad.
En mi sentir del niño que también soy, me he quedado muy movilizado por el horrendo trato que la sociedad que ustedes sostienen le brindan a la niñez, por el olvido de los ancianos, de los desposeídos, por el maltrato, por todas esas formas de relación negativa, que la sociedad de 3D sostiene, en su afán de supervivencia, de tratar de sobrevivir de la manera que mejor pueda, donde los valores se fueron diluyendo, donde las mentiras se hicieron verdad, donde la Verdad se dejó de lado, tergiversando entonces el verdadero Camino Sagrado, donde además, en mayor o menor medida, toda esa sociedad a la que ustedes pertenecen se fue atontando por medio de los sentidos, atontándose de mil y una maneras, embotándose, para no ser quienes son.
Gracias al Amor Viviente encarnado por la Princesa Rowina, al volver a Telos, yo pude salir de ese sentir, que tanto me dolía, y me ayudó a comprometerme aún más profundamente, para poder, ahora sí, pararme delante de ustedes, con pleno conocimiento de cómo sanarles, de cómo ayudarles en el proceso de ser el ser que verdaderamente son.
La Princesa Rowina, la encarnación del Amor Viviente, es ese ser tan magnífico, que me ha ayudado a mí, a tener una experiencia humana, o arcangélica-humana, en 5D, que transformó totalmente mi vida y que me permitió también, claramente sé que es así, transformar tan profundamente la suya, en la sanación de su sentir, en la sanación de su sexualidad, y en la sanación de las propias mentiras que sostenía como verdad.
Hoy ella es impecable en su actuar y por eso puede, hoy por hoy, sostener la verdad que es, como espero y animo a cada uno de ustedes a que lo pueda hacer también.

Visitas: 319

Comentario

¡Tienes que ser miembro de La puerta del Arco Iris para agregar comentarios!

Participar en La puerta del Arco Iris

Comentario de maria el enero 6, 2012 a las 5:45am

Como se hace un cuerpo en la 5D? Porque se enamoran tanto en la 5D? Animo en mi!

© 2019   Creado por Rowina.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio