La puerta del Arco Iris

La Puerta de Acceso a la Nueva Vida

ARCANGELINA FE, LA ESPADA DEL DISCERNIMIENTO

Rowina: Está también con nosotros la Arcangelina Fe, quien ha venid...

Fe: Les habla la Arcangelina Fe, el alma gemela del Arcángel Miguel, su contraparte femenina, su equilibrio.

Ambos, desde nuestra Morada del Sol, estamos llegando a la Tierra, trabajando mancomunadamente para todo este hermoso tránsito que está dando la vida en este sector del Universo.

Mi presencia aquí, hoy, es para recordarles que por medio de la Fe, esa espada que yo también porto, opero el discernimiento profundo del sentir, de lo que es verdadero.

Miguel, con su espada, toca en el propio punto de reflejo de la verdad, a la vez que yo les aporto a ustedes, con mí espada, el punto de discernimiento para que en los corazones de ustedes sientan dónde está esa verdad y dónde están ustedes desfasados de ella, para que puedan tomarlo como un punto de referencia y poder moverse adonde está realmente la verdad.

Mi tarea ha sido siempre silenciosa, poco pública, porque la Fe es silenciosa; no se expresa en palabras, no se expresa en mensajes sobre lo que es el sentir profundo de lo que es ante la verdad que se presenta. Es el sentir profundo de que esa verdad es correcta o no, y de serlo, abrazarla con todo el corazón.

Aunque los aspectos de una vida mundana puedan parecer contrarios a los que están abrazando, saben, por esa Fe, por eso que han aclarado en ustedes, que la verdad es la que han de seguir, para poder centrarse ante sus propios corazones, como tiene que centrarse la Tierra ante el Sol Central, porque de esa manera se centran con el corazón terrestre y entonces la Tierra se centra con el corazón del Unab-hu, el Gran Sol Central.

Para todos aquellos de ustedes que leen esto, así como para quienes no, dado que es para todos por igual, deben hacer este trabajo de alinearse a vuestros corazones; al hacerlo se alinean con el corazón ya alineado de la Tierra, quien espera el glorioso momento del encuentro con el corazón del Sol Central.

Permitan, que tanto Miguel como yo, toquemos vuestros corazones con nuestras espadas. No tengan miedo, pues no es que los vamos a atravesar con ellas, sino que vamos simplemente a tocar en ellos –si ustedes así lo piden y lo permiten- para que puedan alinearse al sentir de vuestros propios corazones, al sentir con Fe, saliendo de la mente para bajar al sentir verdadero, y desde esa fe, que mueve todo el motor de quienes ustedes son, seguir la estela de la Verdad que mi amado Miguel va dejando, para que ustedes puedan caminar seguros hacia el centro mismo de quienes verdaderamente son.

Rowina: Muchas gracias, Fe. Has sido muy clara en tus palabras y profunda en tu sentir. El Discernimiento ha de ir de la mano de la Verdad, para así conseguir el encuentro con el propio ser verdadero, quien ha esperado tanto tiempo por ser descubierto. Muchas gracias.

Visitas: 1965

Comentario

¡Tienes que ser miembro de La puerta del Arco Iris para agregar comentarios!

Participar en La puerta del Arco Iris

© 2019   Creado por Rowina.   Tecnología de

Informar un problema  |  Términos de servicio